El corazón espiritual de hombre (abecedario del cátarismo) Juan de san GrialEn las auténticas enseñanzas de los cátaros el corazón espiritual es el punto medio de los 12 cuerpos inmortales, el altar interior. Contiene el potencial y el tesoro de la divinización. En el corazón espiritual se encuentra el templo de nuestro Padre y presenta su corte esotérico -de los 144 castillos interiores. Es el microcosmos del gran corazón del Padre Celestial. No se menciona el corazón espiritual en el judeo-cristianismo ni en el cosmismo, con la acentuación en el fórnax.

 La pureza y la espiritualidad abren el corazón. La lujuria lo contamina, lo llena de hollín. La estufa interior intoxica al corazón y lo sella.
Cuando el hombre se deja llevar por la lujuria corporal y mental, inconscientemente surge la doble vida, la que también sella el corazón y, como consecuencia, impide la manifestación del arquetipo divino. El hombre se vuelve profundamente infeliz.
La vida al ritmo del corazón, junto con el renacimiento espiritual conduce a una enorme explosión energética de minné. El asfixiante humecillo de la lujuria desaparece. El alma literalmente estalla de alegría.
El corazón espiritual del teohombre tiene como ideal el Corazón Inmaculado; éste es el antecesor y el prototipo de todos los corazones justos.
El corazón abierto presupone la extinción de la lógica razonadora, de los argumentos, de los motivos racionales y justificadores, de los miedos febriles… También presupone la disposición a recibir golpes de los prójimos (tomar sobre sí) y vencer el egoísmo y la lujuria de este mundo.
Sobre el corazón espiritual, están los signos de la cruz y del cáliz. La cruz significa que a pesar de todas las circunstancias -por muy duro que sea, en el desierto, en la soledad, en el abandono, en el infierno, estando en las manos del mismo diablo- mantengo mi corazón abierto. Hasta que no se consiga el escalón del corazón incondicionalmente abierto, a-pesar-de-todo, no se puede ni hablar de la perfección.
El cáliz sobre el corazón espiritual es la prueba de que éste se alimenta desde arriba del misterioso maná de Nuestro Altísimo.
Uno de los estatutos del univérsum dice: el grado de la manifestación del arquetipo divino depende directamente del grado de la apertura del corazón y de los sellos virginales aceptados.
No puedes ni soñar con el arquetipo divino, si has dejado de trabajar para abrir las puertas del corazón y para la catarsis (purificación) incesante.
Según el grado en el que te estén abiertas las puertas de la virginidad, te atacarán bacilos lujuriosos. ¿Podrás conseguir la corona del vencedor de la batalla? En caso afirmativo, se te abrirán nuevas puertas. Y de no ser así, tendrás que detenerte por un tiempo…
Pero en manos de nuestra adorada Señora, está siempre la victoria.
¡Buscad despertaros del sueño! En el corazón espiritual está el depósito y la cámara de los dones inmortales. En el corazón espiritual está el rostro grabado de la Divinidad; en el corazón espiritual están puestos los carismas; en el corazón espiritual está en universo del Bien en miniatura.
Juan de San Grial