La tesorería cátara abre misterios a su elegidoEl catarismo es una de las páginas más enigmáticas en la historia de la humanidad.

Guilhem Belibaste, el último Perfecto cátaro quemado por los inquisidores, predijo en 1321 que “ al pasar 700 años, el laurel nuevamente reverdecerá…”.

Las crónicas medievales tienen testimonios documentales de las hazañas de centenas de miles de mártires, que entraron de buen grado en el fuego inquisitorial con las palabras: “Dios es amor”. Existen muchas interpretaciones de estos hechos, poco explicables racionalmente.

El escritor ampliamente conocido en el mundo, el místico Juan de san Grial, autor de más de 500 libros, ha hecho una tentativa audaz de interpretar espiritualmente el movimento cátaro y su influencia en la historia de España, prestando una atención especial a sus facetas escondidas.

En sus, él profundamente estudió el tema y vio en un escorzo inesperado las causas espirituales del martirio mundial de  “els bons homes”. Según su opinión, los cátaros han hecho la hazaña secreta del amor para que pudiera ser revelada a la humanidad la verdadera imagen del Padre Celestial.

“Intenté, con la ayuda de medios celestiales, leer los pergaminos fragantes cátaros. Penetré en el arcano de lo más secreto de los Cátaros. Quise presentarlos al mundo, no como aparecen en las imaginaciones deformadas terriblemente por los inquisidores que les odiaban (y fueron odiados), en las crónicas históricas y demás invenciones parciales…”- aclara el autor.

Juan de san Grial venera la gran hazaña de los cátaros, y su mirada lúcida y optimista justifica sus destinos. Él dice: “De hecho, hoy en día no ha quedado nada de los Cátaros. Parece que tampoco hay ningun Cátaro. Pero yo lo diría así: no ha quedado nada en el mundo, aparte del catarismo”.

Aturde la visión única de Juan de san Grial desde la perspectiva histórica, cultural y futura de España. Bajo su punto de vista, la gente se modela por el espíritu luminoso de la bondad no terrenal de los Perfectos. Se descubrirán las incontables riquezas espirituales, puestas por los Cátaros en el mismo arquetipo de nuestra nación, y España será el epicentro de los eventos mundiales, como el país más democrático, la fuente inagotable de la paz, del amor, de la bondad y de la perfección.

Atanasio  O.