DdeELa Dama de Elche reúne diferentes épocas y poblaciones. La glorificaron con diferentes nombres los profetas de todos los tiempos (y hoy en día Juan de San Grial renueva esa gran adoración en su manifestación como Teoengendradora de mil quinientas hipóstasis). Es la que conduce a la humanidad a través de las tinieblas y pruebas del siglo presente y, sin duda y a pesar de todo, llevará la gran procesión metahistórica a los Aposentos de la Gloria del Padre Celestial…

La Madre Sabiduría… Ella es desmesuradamente mayor que cualquier confesión o denominación. Es la Reina del Universo. Ella misma es el Universo, el mundo aturdidor del amor teomaterno, infinito y desmesurado… ¡Que un día se abra este mundo maravilloso para los terrestres que duermen en un sueño glacial!

>> COMPRAR LIBRO <<

LA DAMA DE ELCHE

La Tierra, desde la altura celestial, parece un cofrecito diminuto

vaciado por rapaces tontucios.

El diálogo no tiene sentido. Es estéril la grabación.

Pero Minné, como si nada, está llena de amor.

Y los poetas no esconden sus ardientes simpatías

por el catarismo-21, por la atlante Nueva María.

La Dama de Elche con el carro que ciñe su frente abundante en cruces

llama a los espirituales al otro mundo, más allá de las nubes.

En el ágape bogomilo están los reyes arturos y solistas-entonadores.

Entre ellos hay una multitud de cristos grandes y menores.

14.02.2013