LA RAMEl hombre como divinidad_OKA JUÁNICA II: Los teogamas del bogomilismo

El eje mundial ha girado en dirección al bien. El grado de manifestación del bondadoso Dios Padre y de la Diosa Madre es hoy extraordinariamente grande. ¡LA DIVINIZACIÓN ES MÁS ACCESIBLE QUE NUNCA!

En un tiempo, la Divinidad aceptó vestidos humanos, para después volver al escalón más algo del permanecer divino. La llave para la vuelta es la adoración, la cima de Minné desbordante y superante, el amor que no existe siquiera en los cielos.

¿Es posible alcanzarlo en la Tierra? ¡Sí!

Minné, el amor celeste (sobreceleste – supra sobreceleste) es la perla de la Tierra.

El alma viene aquí para conocer este amor espiritual desbordante. Pero se necesita dar el voto de virginidad y encender la vela inextingible en el corazón, y se realizará el descendimiento de Minné.

Teogama 4

‘La corona de la adoración y la divinización’ p. 83

 

>> COMPRAR LIBRO <<