Juan dSalterio_ESPe San Grial (conocido en Oriente como el bienaventurado Juan el Bogomilo) es autor de más de 500 tratados espirituales, entre los cuales ‘El Salterio de la Reina Celeste’ ocupa un lugar primordial. En el erario de sus oraciones están reunidas las perlas de las glorificaciones a la Madre Divina, compuestas por el autor a lo largo de treinta años de su camino espiritual.

El cantor de salmos de nuestros días, no solo recrea el estilo original y la tradición devocional de los boca de oro eslavos, sino como novador la desarrolla y enriquece. Los autores de los himnos de los habitantes celestiales, de los llantos profundos de arrepentimiento, de las cántigas guerreras parecen estar vinculados con un cierto hilo conductor: un estilo musical único, una fuerza sanadora inagotable y una gran potencia de exorcismo. ¡El Salterio celeste no tiene principio ni fin!

El autor presenta este fruto de sus hazañas incansables e inspiraciones místicas sublimes como don para los paladines del futuro, la humanidad de la Tierra nueva.

***

El Salterio de la Reina Celeste ha acumulado el conjunto de la gracia de los rezadores de la rama bogomila desde la creación del mundo. En sus páginas encontraremos las entonaciones de los cantores de salmos de la antigua Babilonia, Egipto, Partia, Palestina, Iberia. Con el oído sensible, percibamos las vibraciones de las esferas de los hesicastas de Éfeso, Athos, Cuevas de Kiev y Pskov…

Lo milagroso y extraordinario del presente salterio consiste en que el que lo recita, halla lazos peculiares con la Madre Divina, se hace un todo inseparable con Ella.

p. Afanasi

“Padre, Tu nos perdonaste

por la intervención de la Reina Celeste.

Las palabras de agradecimiento son improcedentes.

Convertiste nuestras penas en alegramientos,

nuestra aisladas cabañas en fraternos pueblos.

¡Cielos y quienes vivís en las alturas, retumbad,

a la Desposada divina de mil quinientas hipóstasis,

glorificad!