Hospital_OBL.indd

10.12.2015 – 19.01.2016

Los trabajos de Juan de San Grial -los libros, la Palabra mística, la música, la poesía, el servicio al prójimo- son abundantes en luz de un amor increíble hacia el ser humano.

Con igual consideración habla con un músico de fama mundial, con un conocido político, con un venerable escritor, que con un obrero, con un barrendero, con un vagabundo…

Valora sobre todo en la persona la dignidad divina, que esta perdió en otro tiempo. Como si no tuviera en cuenta la abyección y la vulnerabilidad de sus contemporáneos, cierra los ojos a sus debilidades y defectos, pues como una cuestión de principios, desea ver en ellos, incluso en los que más se han rebajado, exclusivamente lo luminoso, el principio bondadoso de la divinidad.

Boris Liébedev