Juan de San Grial, místico, pensador eminente y profeta cátaro de actualidad. Los más de quinientos cincuenta libros, tratados místicos y colecciones de poesías, que ha escrito, revelan a los lectores las llaves de la espiritualidad universal de las civilizaciones de todo el mundo. Es un excelente conocedor e investigador de textos sagrados, manuscritos antiguos y escrituras apócrifas, grabadas en las obras de los místicos de Occidente y Oriente.

Fundador de la nueva escuela CATARISMO XXI, con miles de seguidores en todo el mundo. Recibió el Premio de la Paz “Albert Einstein” (2001), otorgado por  su cooperación en la Asociación Internacional de Personalidades de la Educación por la Paz del Mundo, la NGO, la ONU, la UNICEF y la UNESCO. Su actividad describe la publicación decimotercera del catálogo ingles “Quién es quién entre los intelectuales”, destacando su valiosa aportación para la sociedad mundial.

Yohann Bereslavskiy (Juan de San Grial) nació en 1946 en la ciudad de Moscú. Cursó sus estudios en el Instituto Superior de Lenguas Extranjeras “Maurica Taurez”, graduándose en 1970. Es esa época inició su actividad literaria, escribiendo solo para sí mismo. Empezó a publicar sus obras a finales de los años 80. Se formó en la escuela musical de Heinrich Neuhaus y en el Conservatorio “Tchaikovski” de Moscú. Trabajó como traductor, intérprete y profesor de inglés.

Se halla en contacto permanente con destacados representantes de la intelectualidad y con guías espirituales del cristianismo, el islam y el budismo de varios países. Su círculo de relaciones se extiende a todas las esferas sociales, culturales y espirituales. Ha organizado centenares de conferencias y entrevistas por todo el mundo.

Presidente honorífico de la Asociación Internacional de autores religiosos y filósofos (2005), es uno de los principales investigadores del pensamiento filosófico en el campo de la teología.

Da mucha importancia a la fidelidad en la traducción de los textos sagrados y espirituales a todos los idiomas, utilizando el análisis comparativo de la morfología de las lenguas antiguas. Descubriendo sus misterios espirituales y filosóficos, es un excelente conocedor e investigador capaz de extraer la esencia de la sabiduría de los textos sagrados de varias religiones tales como la Torá, el Talmud, el Misnah, el Perque Abot, la Biblia, las escrituras Apócrifas del Antiguo y Nuevo Testamento, manuscritos y pergaminos de la antigüedad y obras de los místicos de Occidente y los isicastas de Oriente, así como de maestros del sufismo y el budismo zen, lo cual se hace evidente en su prolífica obra.

El camino creativo de Juan de San Grial es inseparable de sus búsquedas espirituales. Durante su juventud escribió varias novelas, cuentos y poemas; formando parte del círculo de poetas moscovitas de su generación, se relacionó con los jóvenes Voznesensky y Bela Ajmadulina; También fue autor de numerosas obras teológicas y filosóficas. Sin embargo, pronto sus aspiraciones espirituales le llevaron a abandonar la bohemia literaria.

En sus obras espirituales se plasman los principios de la cultura del tercer milenio. La generación actual que busca una espiritualidad auténtica tiene mucho para nutrirse de la obra de Juan de San Grial, por su concepción sobre el mundo y el hombre como el mayor valor de la Tierra. El autor se presenta como una personalidad inesperada, profunda y paradójica; así como una persona sincera, noble, generosa y sabia.

Es un escritor muy prolífico, ha escrito más de 550 libros. Como autor trabaja el ensayo filosófico y artístico popular, el relato histórico, la investigación mística y la leyenda alegórica.

A través de sus poemas, toca lo más recóndito del alma, despierta, sorprende, extasía, sobreilumina, enternece, hace reír con un sentido del humor brillante y único, hace llorar con afligidas lágrimas, da el consuelo anhelado y trae el sol radiante del amor y la bondad celestiales.

Como músico es un virtuoso del piano, es creador del nuevo humanismo musical. Cada interpretación suya es una perla hallada del tesoro musical. Tocando con otros destacados pianistas, de nuevo abre para la humanidad los rostros de Mozart, Beethoven, Tchaikovski, Haydn, Chopin. Logrando extraer la esencia espiritual de cada interpretación, toca las cuerdas misteriosas y más profundas del corazón del oyente despertando el potencial del amor que posee cada una de ellas y haciendo entender aquello que no se puede expresar con palabras.

En Juan de San Grial permanece la inocencia de un niño, la sabiduría de un anciano blanco y la fuerza de un padre en cuyo corazón caben miles.