“Un diario fija detalles poco expresivos, pero que sin embargo contienen una sombra hermosa de lo sucedido realmente. Quizás en eso consiste su valor”. Mi Iconostasio Interior es el diario personal de Juan de San Grial que descubre los más recóndito de sus pensamientos divinos. Pero no es un diario cualquiera o una mera descripción de hechos cotidianos, es el tratado de un cristo. Entre sus páginas se haya la verdadera vida de un ungido, absolutamente diferente a la vida ordinaria terrenal. Y es que su interior es un verdadero Iconostasio sagrado, repleto de imágenes arquetípicas, de rostros amados, de mundos lejanos bondadosos… El Iconostasio en la Tierra del Buen Dios.

   Los diarios no hablan de uno mismo. Cuanto más profundamente desciendes a los castillos interiores, más hermosas salas blancas visitas, mirando los frescos maravillosos de iconos en los prójimos que adoras, más necesario se hace el diario, ya no puedes vivir sin él…

 

COMPRAR

 

   El diario verdadero sale fuera de los límites de la vida habitual y del día de hoy. El autor verdadero se dirige a un interlocutor reencorpulacional, que está al otro lado, en la Atlántida marina o en un planeta desconocido, donde habita el alma. O a la esfera llamada el Reino Celestial, donde permanecen cuatro de los cinco componentes del alma inmortal…