lagrimas rusas

      La poesía de Juan de San Grial es la aparición en el mundo de una nueva luz que engendra un modo totalmente nuevo de ver, una nueva conciencia, y que cambia el rumbo de la historia humana gradulacionalmente.
Al igual que las composiciones de Mozart, Beethoven y Chaikovski, el logos de Juan de San Grial abre pozos internos, pone en marcha la supraconciencia iluminada, modela una nueva personalidad.

     No hace falta una iluminación especial o el don de la visión para sentir que llegará el tiempo en que este libro, como se dice, se desgastará de tanto leerlo y su contenido
será tomado como referencia. Eso es porque se puede extraer mucho de su contenido: la profundidad del libro es infinita, hay un nuevo descubrimiento a cada paso y con cada nueva lectura. Pero para que ese tiempo llegue, no es necesario ni mucho ni poco: que la gente se ajuste a las vibraciones celestiales y no a las terrenales.
Y vale la pena recordar que solo el amor acercará la nueva Teocivilización. Solo con el amor se puede acumular la paz infinita, alcanzar al Padre de los dioses.