La acumulación del Espíritu Omnibueno nos pone escudo ante los ataques del mal. ¡Qué gran alegría contar con la ayuda de Madrecita Eufrosinia! Mujer sencilla y gran obradora de milagros. A través de este libro ella nos ayuda como lo hizo en sus días terrenales. Nos da fuerza no solo para la oración y la pureza, sino también para el fervor ardiente por la fe, la humildad, la amundanidad y la bondad. Ella es la guía de la Iglesia Blanca del Puro Amor y con su amparo y protección nos conducirá hacia la Nueva Humanidad libre de mezclas. ¡Cuántas bendiciones nos regala con su verbo! Nos ofrece la posibilidad de divinizarnos en este mundo.

 

COMPRAR