En este libro se revelan los secretos de las esferas musicales. En los textos musicales están cifrados los sonidos de las vibraciones trascendentes, el lenguaje del amor superior, minné. Los operandos razonables, que apelan a la lógica, son impensables en la música. Es capaz de transmitir lo inexpresable, algo superior a este mundo, sin encontrarse con las barreras del condicionamiento del lenguaje humano.

   El universalismo espiritual es lo que unifica a los genios enviados a la humanidad. Cada uno de ellos domina las herramientas del arquetipo, que en nuestro caso están expresadas por medio de la música.Mozart, Beethoven y Tchaikovsky crean de modo iluminado por un amor inefable a la humanidad. Ellos, como también Luis de Baviera, son movidos por el deseo de cambiar el mundo para mejor, prohibir el mal y la muerte. Sus obras llevan consigo reverberaciones de las civilizaciones inmaculadas antiguas que no hablan a través de las tablillas de arcilla o los pergaminos de papiro, sino en el lenguaje de las armonías celestiales.

 

COMPRAR

 

   La música es el lenguaje de las divinidades. Cuando en la Tierra se ha llegado al punto de no poder expresar con palabras la teogámica aspiración hacia el Padre (¿acaso fue posible alguna vez?), salen los cálicas-minnecantores al escenario espiritual.