+34 617 96 92 73 dialogo@juangrial.com
Entrar en el mundo espiritual

Walter Bonaparte

junio 22, 2021

"Se está preparando la publicación de una grabación única "El misterio del Gólgota según Haydn en nueve movimientos/partes", interpretada conceptualmente por Juan de San Grial (piano de cola Blüthner) y con un extraordinario acompañamiento orquestal electrónico (uno de sus estudiantes, Teo Leonov, estaba detrás del sintetizador)."

Conversación con Juan de San Grial

 Le pedimos al Maestro Juan que respondiera algunas preguntas:

 – Hoy usted ha interpretado y grabado una nueva versión conceptual de la música de Haydn,  “Seven Words from the Cross”. En repetidas ocasiones usted ha interpretado esta obra. Hace unos años se lanzaron dos de sus discos con dos versiones para piano (una a 4 manos y una versión solo). También recientemente, en una nueva combinación a dúo con un sintetizador y piano de cola, interpretó esta obra maestra de Haydn, pero luego decidió reproducirla de nuevo con un enfoque completamente distinto del material anterior. ¿Qué causó esto?

 J.S.G – El hecho es que esta música es bastante simple en texto, ¡pero es casi imposible interpretarla! Es imposible «imaginar» nada. ¡Aquí tienes que vivir!, experimentar y sufrir todos los pensamientos que tuvo Cristo en el Gólgota. Estamos interpretando un evangelio musical: ‘Las siete palabras de Cristo en la cruz’ del buen Papa Haydn. Más que cualquier palabra, esta obra, ilustra perfectamente las tesis de la enseñanza del verdadero Cristo. Y en particular, «no quiero sacrificio, sino misericordia» (Mateo 9:13). Es importante tocar con un carácter NO teológico. Si tocas de manera ritual-religiosa (es decir, se ha cumplido la expiación/redención), no habrá resultado. En este caso, tocas desde afuera, como testigo, solo miras cómo sufre Cristo. Tienes que tocarlo desde dentro de Cristo, entonces sonará.

– Muchos artistas del mundo intentaron encontrar una manera de interpretar “Las siete Palabras de Cristo en la Cruz», también en el marco del culto, pero a menudo no quedaron satisfechos con el resultado. Es decir, quedaba una cierta convención, un eufemismo, y en ocasiones les parecía que no tenían suficiente inspiración creativa para penetrar en la esencia del contenido.

J.S.G – Para mí, personalmente, está claro, que la tarea del intérprete aquí no es tocar ni retratar a Cristo, sino convertirse en Cristo. Todos los pensamientos de Cristo, todas sus oraciones y peticiones deben sonar primero en la persona interior y solo luego transmitirse al exterior. Entonces será la música de las deidades. La pieza es increíblemente compleja, casi imposible de interpretar y…. ¡tan rica! Se expresa por medios completamente sencillos: tónico, dominante, subdominante … Esto lo pueden aprender todos los modernistas. Hay muchos acordes disonantes aquí, pero todas estas disonancias que se encuentran en el corazón no duelen en absoluto, sino que en última instancia solo consuelan.

 – En su práctica artística y pedagógica, hay varias etapas para dominar y asimilar el pensamiento musical: además del conocimiento del texto y su reproducción, a menudo señala la necesidad de «entrar en la música», es decir, merecer unirse con ella para expresar la esfera espiritual que hay detrás …

 J.S.G – Llamé a nuestra nueva composición conceptual «El misterio del Gólgota según Haydn». El concepto define el estado de ánimo y el vector de la ejecución. De hecho, fue una nueva recreación de la música de Haydn, improvisamos mucho. Puedo decir sobre mi sensación de que entré en la música y toqué desde adentro: estaba justo en la crucifixión. Por ejemplo, para hacer sonar la Cuarta Sonata ( ¿Padre, porque me has abandonado?), una persona debe experimentar verdaderamente el abandono. De lo contrario, esta música no se podrá reproducir. Debemos experimentar profundamente estos estados de abandono, de ser abandonado. O, al final del ciclo de la obra, hay que enseñar al mismo Padre adorador. Se acabó el sufrimiento: Cristo de manera sosegada se va a descansar en un Padre adorador. Y susurra: ‘¡Padre, hemos vencido!’, Etc.

 Pero esto es muy difícil de suceder, por ejemplo, para un artista famoso: él debe ir al «desierto», tendrá que sufrir una crisis.

 Uno de mis amigos, un gran músico-virtuoso N., no ha tocado el instrumento durante 8 años; para alguien puede ser una experiencia muy positiva … O, por ejemplo, no tocar uno o dos días antes de la actuación para vivir mucho más intensa la experiencia, como por primera vez …

 ¿Qué consejo les darías a los músicos jóvenes que se esfuerzan por dominar un enfoque tan profundamente espiritual de la interpretación musical?

 J.S.G – En mi opinión, un músico debería centrarse en el tiempo extramusical fuera de la actuación y práctica,  debería dedicarse a la práctica espiritual: en busca de conceptos, pensamientos, en busca de la verdad última.

 – Encontrar la verdad.

 J.S.G – Sí, puedes acercarte al instrumento solo conociendo la última verdad y predicándola con la ayuda de sonidos, o con la ayuda de sonidos lo más sencillo y adecuado es abrirlo. Considero que este enfoque hacia al instrumento es muy importante.

 – Se sabe que durante la pausa entre ensayos y conciertos, algunos de los músicos parecen «relajarse», “descansar”, “entregarse al ocio”.

 J.S.G – ¡La ociosidad es un engaño profundo! El músico debe tener un cambio de esferas y programas pero hacia el mundo espiritual, hacia el enriquecimiento de la salud. Entre los intervalos de la música, debería hacerse las preguntas finales. ¡Debe haber un enriquecimiento de noticias! Con algún concepto nuevo, algunas formas nuevas. Debería estar interesado en la espiritualidad, leer buenos libros, pensar, buscar, debería estar en búsqueda continua. Solo entonces podrá decir algo al oyente.

 (Entrevistado por Walter Bonaparte)

Quizas también te interese leer…

0 comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: