+34 617 96 92 73 dialogo@juangrial.com
7. Composición conceptual sobre Haydn | Sonata VI. Solovky Espiritual. «Se ha cumplido» – Están abiertas las puertas de las beatitudes

Walter Bonaparte

agosto 27, 2021

 

Sonata n.º 6 

Consummatum est! – ¡Se ha cumplido!

¿Qué significa Consummatum est?

“¿Qué se ha cumplido? ¿La redención? Nada de eso: el cáliz de los pecados de la humanidad después de Cristo no hizo más que multiplicarse…

SE HA LOGRADO LA VICTORIA DEL AMOR SOBRE LA MUERTE .

En un extremo estado pasional, el dios-hombre cumplió su misión. ¡La muerte fue vencida! Se cumplió la profecía de los iniciados luminosos acerca de que la Tierra se haría una civilización de buenos hombres y buenos dioses. ¡Un amor más allá de los límites descenderá al mundo! Fue por este amor por el que sufrieron nuestros padres. Los cátaros entraban en las hogueras de la Inquisición con las palabras “¡Dios es amor!”.

 Solo ahora Cristo puede dejar su alma en manos del Padre.

No se realizó una ‘redención’ ni se sustituyó la sinagoga del Antiguo Testamento por el papa de Roma, como nos enseña el judeocristianismo. Cristo vio la liberación de la humanidad de la maldición del mal, aquella corrupción elohímica perpetrada hasta la profundidad del ADN.

SE HA REALIZADO LA TRANSFIGURACIÓN DE LA HUMANIDAD. ¡El remodelado de adaptación ha caído!

*

La misión de Cristo no se realizó en Jerusalén, sino en la Montaña del Ruiseñor, cuando la Madre Divina entró en el Aposento Nupcial después de los dos cocrucificados, alentando a que la siguieran miríadas de discípulos de Su marca.

 Sobre las Islas de Solovkí también sonaba y sigue sonando la Sexta Sonata: Consummatum est. “¡Se ha cumplido, se ha cumplido, se ha cumplido!” —repite cada preso en la hora en que se derrama su última gota, antes de abandonar el mundo… 

La misión de Cristo se cumplió cuando en el siglo XIII la enseñanza de los cátaros casi conquistó el mundo. Si no hubiese sido por el yugo romano que cayó sobre aquellos cuellos virginales…

La misión de Cristo se ha cumplido: ¡el Aposento Nupcial ha sido anunciado ! Y además, se cumplirá , para lo que debemos aplicar muchos esfuerzos.

Se cumplirá cuando se suprima el templo antiguo junto con su altar sacrificial y sea erigido el Tálamo nupcial. ¡Serán los tiempos en los que se cumplirá, se realizará!

*

 Merecer el Aposento Nupcial HOY

El Buen Padre, no partícipe del mal, envía a sus hijos a este mundo lleno del mal, como habitantes del desierto. Si vencen el mal con la cruz de la bondad inenarrable, los corona como vencedores, ¡les deja merecer lo que ni siquiera los habitantes celestes pueden gustar!

Tal es el secreto más elevado de la Tierra, que supera al de los cielos: no merecer el Aposento Nupcial ‘en algún momento’ (el ‘reino celeste’ virtual que sigue al juicio final, en el que 999 de cada mil perecerán en tormentos eternos), sino EN EL PRESENTE . La palabra maravillosa latina hodie: hoy, Conmigo en el paraíso … 

¡Es lo que acontece en el Gólgota, terrenal y panmundial! El Padre dice desde el Aposento Nupcial:

– Hoy mismo os tomaré al paraíso de Solovkí, os aceptaré en el Aposento Bogomilo. Hoy mismo os llevaré a la Cena nupcial.

 *

El sonido del concilio omnihumano

Haydn oye el sonido del concilio omnihumano. Su música se transcribe desde el corazón arquetípico de la humanidad.

 ¿Qué está ‘consumado’? ¡El Ágape nupcial del Padre con la humanidad transfigurada! ¡ El corro de las teonovias sobre las aguas del mar !

Haydn se introduce en una sucesión de vivencias que están completamente al margen de los cánones de la Iglesia romana. La redención no es el perdón de los pecados, sino la liberación del mal . ¡Bonhomismo 100 por 100!

Se comprende por qué durante su estreno en la catedral, la mitad de la gente aplaudiera (otra vez una violación del estatuto: ¡no se puede aplaudir en el templo!) y la otra mitad abandonara la sala, indignada.

A veces la música de Haydn no induce a la improvisación, sino la exige. Cuando el sentido interior del intérprete sugiere que la frase debe ser repetida, reforzada, multiplicada, embellecida…, la conciencia ya no permite continuar pasándola de largo.

 Lloro sin cesar, tocando…

Mis lágrimas no están vinculadas de manera alguna con las historietas evangélicas judeocristianas. Lloro por el futuro.

 La Madre Divina me decía: “Aún presenciarás los tiempos cuando se realice en la Tierra el triunfo de la Montaña del Ruiseñor”. ¿Los presenciaré? No creo… ¡Pero llegarán! Llegarán…

 Es mi oración. No puedo rezar de otra manera. Cualquier otro tipo de oración no sería tan profunda. Solo una profundidad de esta naturaleza es adecuada al estado de mi corazón.”

 

 Texto extraído del libro, El Crescendo del bien de Juan de San Grial, 2017: https://cataros.org/product/el-crescendo-del-bien/

 

 En las enseñanzas del autor, el sufrimiento colectivo de 200 millones de almas inocentes durante el s. XX recibe el nombre de Segundo Gólgota, según la profecía apocalíptica del monje ruso Job (Jesús) de Anzer (1635-1720), apresado por el zar en las Islas de Solovkí (Mar Blanco). El monasterio solovkiano, fundado en un lugar sagrado desde la antigüedad, se convirtió en los tiempos estalinianos, en la ‘capital’ del sistema del Gulag soviético y en uno de los campos de concentración más atroces para sacrificar a miles de mártires inocentes, sobre todo creyentes y heterodoxos. Los restos de algunos de ellos fueron hallados intactos. (N. del E.)

 

Quizas también te interese leer…

0 comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: