+34 617 96 92 73 dialogo@juangrial.com
INTERPRETACIóN MUSICAL

REPERTORIO

sElección del repertorio

El potencial de repertorio de un ensemble es cien veces mayor. El repertorio de la música seria para piano (por ejemplo, Mozart, Haydn o Beethoven) está limitado a las sonatas, miniaturas y conciertos para piano; mientras la interpretación en ensemble incluye sinfonías, oberturas, oratorios, óperas, ensembles (cuartetos, quintetos, octetos)… ¡Prácticamente todos los géneros!

«lLa consideración de los hitos históricos en la esfera musical y humana constituye una piedra angular, es decir, se interpreta el concepto simbólico e ideológico que tiene la obra para la historia de la música mundial y para el sentido de la vida en su totalidad». 

Juan rechaza los patrones inculcados en la música por el periodismo de masas y por la enseñanza musical escolar estándar. Ante todo, le está revelada la plenitud del enfoque creativo de cada autor y solo en algunos genios encuentra, no solo los buenos motivos coherentes e intenciones espirituales, sino también el genuino tesoro de la misión terrenal y universal de los mismos, hasta ahora desconocido y menospreciado. Son estas las obras que durante años forman el repertorio principal de su música, generándose nuevas facetas interpretativas a veces no conocidas (Los comentarios únicos han sido recogidos en varios volúmenes del ciclo “El piano como orfeón”).

Teo Leonov

La interpretación al piano en un ensemble es orquestal

«Cuando uno trabaja con una obra grande, como una sinfonía, se acostumbra a pensar como director. Un ensemble de piano son dos directores y dos orquestas. La interpretación colectiva tiene miles de ventajas. Mozart ha escrito unas veinte sonatas para clave o piano, ¡y 41 sinfonías, mucho más expresivas que las sonatas! ¿Acaso podemos comparar el ciclo para piano Las estaciones de Tchaikovsky con sus sinfonías? La sinfonía es algo grandioso por su escala y su sonido. Es imposible tocarla a solas.

La interpretación como solista es de carácter bastante narcisista. Tiene un fuerte aspecto de automanifestación, egoísmo. La persona se manifiesta de alguna manera, es el centro de atención… Esta forma de interpretar, objetivamente, no es nada espiritual. La interpretación en ensemble es absolutamente diferente. Tienes que escuchar a tu prójimo, unirte en uno con él a través del corazón; transvasarte en él, transubstanciarte. El ensemble se beneficia de la minnicidad, la cordialidad, la espiritualidad. El intérprete ha de amar 1 a Dios, 2 al hombre, 3 al prójimo, 4 al oyente, 5 al compositor, 6 la música, 7 el instrumento, 8 la obra interpretada y 9 a su compañero de ensemble.

«Compongo el repertorio selectivamente. Solo puedo tocar un círculo limitado de autores clásicos.¡Siento exclusivamente la música clásica! Y estoy muy contento cuando los músicos rechazan la dodecafonía, las disonancias y la atonalidad, cuando se dirigen a la ‘nueva simplicidad», la tendencia estilística entre los compositores mundiales actuales».

Ludwig van Beethoven

¡No tocamos a Beethoven, sino la música del univérsum! Es necesario no escuchar a Beethoven, sino la esfera que él escuchó durante la composición de la música.

No es posible comprender a Beethoven sin la Atlántida. Me dirán: ‘¿Cómo puede ser? ¿Qué tienen en común la Atlántida y el clásico vienés? ’. El genio, irrevocablemente asciende hacia el arquetipo, toca en su instrumento musical, que es su auditorio multitudinario, las cuerdas más profundas, la membrana auditiva más fina que está predestinada a oír la sinfonía coral del arquetipo de los arquetipos: Minné, el supremo amor.

Wolfgang Amadeus Mozart

A Mozart le es accesible lo que solo le fue accesible a Cristo. Tantea el nervio de la existencia de manera genialísima, mesiánica, musicológica. Estando cerca del trono gradulacional de la dirección del mundo, Mozart ve el tejido de la existencia de toda la humanidad y transmite sus vibraciones y su rítmica.

El secreto de la música de Mozart consiste en que ella HA VENIDO DE UN MUNDO EN EL QUE NO EXISTE EL MAL . La pueden tocar de manera adecuada solo los humanos que entienden el misterio de Mozart: su concepto.

Joseph Haydn

Haydn aconsejaba interpretar lo más despacio posible. Según el concepto de su escuela, esto permite depositar muchas cosas.Haydn es uno de los grandes minnecantores. Su música es simple sobremanera, bondadosa y llena de amor. HAYDN RESUCITA EL MINNESANG DEL SIGLO XVI. 
La música de Haydn está llena de la bondad arquetípica de los minnesíngeres, que la civilización europea ha perdido. No tiene nada de racionalismo, de conformismo, de falsificación, nada mundano. Es la música de la bondad pura que necesita el alma para curarse de todas sus enfermedades.

Serguéi Rajmáninov

Rachmáninov hace como nadie un resumen del siglo XX y su nostalgia social-político-filosófico-religiosa por el arquetipo. Rachmáninov fue el genio que, tras Tchaikovsky, pudo percibir la omniatractiva música del arquetipo que da consuelo por los sufrimientos terrenales.

Johann Sebastian Bach

¡Bach es la armonía mundial y supramundial, incompatible con el zumbido de los acordes! Su genialidad polifónica ha sido guardada parcialmente por Mozart y Beethoven. Bach descubrió el diálogo en la música .

En la escuela melódica tres notas dan una tríada, pero siempre con la voz aguda acentuada, la melodía. Una voz lidera y las demás la acompañan haciéndole coro…

Piotr Ilich Tchaikovsky

Un músico debe ser una persona de profundas vivencias interiores. Rachmáninov no podía expresar nada a través de las palabras, pero fue una persona de profundas vivencias interiores. Al igual que Tchaikovsky, habló de la música absoluta . Pero para alcanzar el escalón de la música absoluta (la cumbre), es necesario llevar un modo de vida absoluto. Es preciso llegar al arquetipo más allá de la música, ¡en el modo de vida!

A %d blogueros les gusta esto: